El escriba, de Robert y Shana ParkeHarrison

El escriba, de  Robert y Shana ParkeHarrison
"Un libro debería ser un hacha para romper el mar congelado en nuestro interior" "¿Por qué la gente del futuro se molestaría en leer el libro que escribes si no les habla personalmente, si no les ayuda a encontrar significado a su vida?" J.M. COETZEE ("VERANO")

29/12/11

Lecturas del 2011







Estas son mis lecturas de 2011:






Dios nunca reza, de Patxi Irurzun
Moro, de Daniel Ruiz
Bipolar, de Olaia Pazos
Hotel desafío, de Iñaki Estevez
Los pequeños placeres, de Miguel Sanfeliu
La noche 351, de Ángel Petisme
El libro de las maravillas, de Fernando Clemot
Cult movies, de Vicente Muñoz Álvarez
Amor del bueno, de Víctor García Antón
Elogio de un proxeneta, de Luis Miguel Rabanal
Estrafalario (Tres relatos), de Rafael Azcona
Rafael Azcona, con perdón... , de Luis Alberto Cabezón
Sueños de bolsillo, de Francesco Spinoglio
Yo tambien puedo escribir una jodida historia de amor 2, de Carlos Salem
Mi credo, de Hermann Hesse
Siddharta, de Hermann Hesse
Vivir y morir en Lavapiés, de José Ángel Barrueco
El perro que comía silencio, de Isabel Mellado
El mes más cruel, de Pilar Adón
(R)Trópico de Cáncer, H. Miller
La vida es un bar -cuentos de noche- Malasaña, VVAA
Ponche de ácido lisérgico, de Tom Wolfe
Fantasía del cuerpo postrado, de Luis Miguel Rabanal
Lo inolvidable, de Eduardo Berti
(R) Demian, de Herman Hesse
El volumen del silencio, de João Anzanello Carrascoza
Todo es silencio, de Manuel Rivas
Trippers from the crypt, VV.AA
Operación Bukowski, de Kike Ferrari
La habitación, de Hubert Selby Jr
Plinio. Todos los cuentos, de Francisco García Pavón
Lectura y lugares, de José Luis García Martín
Rupturas y ambiciones, de Miguel Ángel Cáliz
Esquina inferior del cuadro, de Miguel A. Zapata
Menú del día... a día, de Gsús Bonilla
Diario de un escritor delgado, de Germán San Nicasio
(R) La autopista del sur y otros cuentos, de Julio Cortázar
(R) En el camino, de Jack Kerouac
Verano, de J.H. Coetzee
Padres, hijos y primates, de Jon Bilbao
Narrando contracorriente (Al otro lado del espejo), VVAA
Cuento kilómetros, de Mario Crespo
Línea 53, de Alberto Infante
Asco, de José Ángel Barrueco
Este amor no es para cobardes, de Martín Roldan
Relatos 01, VVAA
Vidas elevadas, de Miguel Baquero
Knockemstiff, de Donald Ray Pollock
Zoom, de Manuel Espada
Porque te amo tanto no quiero cambiarte, de Batania
Antes de las jirafas, de Matías Candeira
Viscerales, VVAA
Beatitud, VV.AA
Pigmalión y otros relatos, de Manuel Vázquez Montalban
Encanto y desencanto de un hombre sin gracia, de Andres Portillo
Nostalgia del acero, de Lucía Fraga
Blues, de Domingo López
Litro de versos, de Felipe Zapico
¡Oh Janis, mi dulce y sucia Janis! Memorias de una estrella del porno (amateur), de Patxi Irurzun
La métrica del olvido, de Luis Ingelmo
Alfabeto de cicatrices, de Ana Pérez Caña-a-mares
Como un hielo flotando en aguardiente, de Indio Zammit
La máquina de follar, de Charles Bukowski
Cartero, de Charles Bukowski
Burning, veneno del rock, de Ricardo Moyano García y Carlos Rodríguez Duque






Más un puñado de proyectos literarios, cada vez más numeroso, de amigos que ya han sido o están siendo o van a ser editados.




Gracias a todos por permitirme la evasión.


A la venta ilustraciones originales de Miguel Ángel Martín


ORIGINALES DE MIGUEL ÁNGEL MARTÍN A 99 EUROS
En vidasdepapel.com podrás encontrar los originales, alrededor de 300, publicados por M.A. Martín en Soitu a un precio de 99 euros.

Además tenemos a la venta originales de Martín publicados en "Subterfuge Records", también a un precio de 99 €.


OBRA GRÁFICA DE MIGUEL ÁNGEL MARTÍN
Esta es la interpretación de Martín de la portada "Sgt. Peppers Lonely Hearts Club Band" de "The Beatles".

Miguel Ángel Martín junto a Mauro Entrialgo y David Sánchez interpretan la mítica portada de los Beatles en una carpeta compuesta por 3 serigrafías a 4 tintas sobre papel Conqueror Connoisseur 300 gramos.
Serie numerada y firmada de 99 ejemplares. El precio de la carpeta es de 99 €.

-----------------------------------------------
"Vidas de papel" nace con el propósito de acercar el mundo de la ilustración al gran público, a un precio asequible y desde la comodidad y rapidez que proporciona internet.
En nuestro proyecto contamos con los ilustradores y dibujantes de cómic más destacados de ámbito nacional.
"Vidas de papel" pone a disposición de sus clientes tres tipos de obra / producto:
Obra gráfica: "Vidas de papel" crea y edita obra gráfica exclusiva desde el comienzo del proyecto. De inicio, contamos con dos carpetas que homenajean a clásicos de la historia de la música. Miguel Ángel Martín, Mauro Entrialgo y David Sánchez interpretan la mítica portada de The Beatles "Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band" en una carpeta compuesta por 3 serigrafías a 4 tintas sobre papel Conqueror Connoisseur 300 gramos. Los dibujantes Paco Alcázar, Alberto Vázquez y Raúl Arias interpretan la portada de uno de los discos más importantes de los últimos 20 años, "Nevermind", de Nirvana. La carpeta está compuesta por 3 serigrafías a 4 tintas sobre papel Conqueror Connoisseur 300 gramos. Ambas son series numeradas de 99 ejemplares, firmadas y a un precio de 99 euros.
Obra original: Contamos con piezas originales de diferentes artistas publicadas en distintos medios (revistas, libros, suplementos, diarios, cómics, etc...), la mayoría a un precio de 99 euros. Disponemos de las tiras originales de "Ángel Sefija", de Mauro Entrialgo, publicadas en "El Jueves"; algunas de las ilustraciones que Miguel Ángel Martín ha realizado durante estos años para el sello discográfico "Subterfuge Records", así como las que realizó para la sección de sexo del portal "Soitu.es"; algunas de las ilustraciones de Alberto Vázquez que se publican en la sección de psicología y sexo del suplemento dominical "El País semanal" (EPS); ilustraciones de Toño Benavides publicadas en el suplemento "Metrópoli" del diario "El Mundo"; algunas piezas de Martín Romero aparecidas en las publicaciones "Vanidad" y "Vice"; ilustraciones de Raúl Arias publicadas en el "Magazine" del diario "El Mundo"; etc.
Objetos: "Vidas de papel" producirá series especiales y ediciones limitadas de objetos firmadas y numeradas por los artistas.

VIDAS DE PAPEL en los medios
Iconos revisitados - DT / Diciembre 2011
Quince propuestas para regalar y que te regalen - ESQUIRE / Diciembre 2011
Los 'covers' del cómic español - DIARIO PÚBLICO / 10 de diciembre de 2011
Benavides y Martín, accesibles en la red y asequibles en los precios - LA CRÓNICA DE LEÓN / 13 de diciembre de 2011
Vidas de papel - BLOG DE CÓMICS / 13 de diciembre de 2011
Vidas de papel - MAGAZINE (EL MUNDO) / 24 de diciembre de 2011

28/12/11

HOTEL DESAFÍO

HOTEL DESAFÍO
Iñaki Estévez

Bohodón ediciones, 2011





A veces se me olvida que no debo mirar atrás,
por Bacø




Cierro las páginas de Hotel desafío y me pregunto:


¿Qué es ser rockero?

Ser rockero no es llevar una cazadora de cuero con las solapas levantadas, ni vestir la camiseta con el anagrama del grupo de moda serigrafiado en el pecho, ni siquiera dejarse llevar por el ritmo frenético de unas guitarras aporreando la mesa de un bar, ni hacer ondear una melena que llegue hasta el culo cuando suene Metallica.

Eso son poses, pero no significa que uno sea rockero.

Ser rockero es otra cosa. Tiene que ver con la música, sí, pero también con un sentimiento, con un estilo de vida. El rock se identifica con la protesta, con un estado de ánimo contrario al discurso del río de la vida. Ser rockero es ver el mundo de otra manera, es dirigir uno su propio destino, la mayoría de las veces contra el sentido general que marca la sociedad. Por eso el rockero sube y baja, alto y profundo como las mareas extremas. Por eso el rockero lleva gasolina en la sangre y vuela por carreteras a la búsqueda de fronteras que transgredir.

Arriba y abajo, tocando el cielo o quemándose en el infierno, acompañado de la música que siente su alma, de la pastilla azul con la que vibra y de la compañía que sea capaz de soportar tanto vaivén. Porque el rockero vive deprisa, a la espera de que llegue la maldición de los 27. Y, si supera esa cifra, vive deprisa sin importarle el futuro regalado. Vive deprisa y pocas veces mira atrás porque sabe lo que encontrará: nada.

Y eso es lo que cuenta Iñaki Estévez en este libro. Frazadas de historias plagadas de gasolina y fronteras, de amores que quedaron atrás, y de inmensos desiertos de soledad.
Si has llegado a Hotel desafío, sabes que el olor de la gasolina quemada y de la resaca es tu aroma, que 36 horas seguidas en la carretera es una pequeña cicatriz en el cuerpo y que los moteles son refugios que nunca se recuerdan.

Pero eso no es fácil, claro que no, vivir así. Todo lo que tiene valor cabe en el puño de una mano y si hay que seguir huyendo lo demás queda atrás. El precio, como no podía ser de otra manera, es la soledad.

El Hotel desafío de Iñaki Estévez está lleno de esos momentos de saudade, de melancolía y desesperanza, de desamor, de soledad. Cada una de sus historias, como temas de un álbum de rock, tiene su música, requiere una precisa canción. Y así hay que entender esta propuesta literaria, como mezcla de letra de canción y relato. Esa es la novedosa apuesta que Iñaki Estévez nos hace. Y por eso nos encontramos textos llenos de "frases-fuerza", ese tipo de frases que utilizan los compositores en sus canciones y los cuentistas en sus relatos para dejar noqueado al lector. Un ejemplo puede verse en el relato “Hotel Lee”, en el que me he permitido hacer lo que el poeta David González llama “la caza espiritual” y que no es otra cosa que entresacar esa frases-fuerza del texto (ver página 44) y con ellas compongo una buena letra de un rock, de un tema cien por cien rockero:

Siempre he sabido que no valgo demasiado (...)
pero la misma mierda que corre por mis venas
no es tan distinta a la tuya, (...)
las cuerdas siempre listas para cambiar (...)
Estar solo es estar más cerca de ti que nunca. (...)
Puedo recorrer dos mil millas por un deseo, (...)
estoy aquí, delante de mis sueños, (...)
en Nashville,
la ciudad de la música.


Y es que las citas previas a cada una de las historias, citas de músicos, escritores y actores, nos preparan para el futuro en el que el rock y la literatura se abrazan buscando más vida. Así, podemos encontrar en este libro la historia del borracho y bala perdida que cuenta con el encanto del perdedor (“Diario de un bebedor”), o la de la mujer que pasó por la vida del protagonista y lo engatusó, lo folló y se duchó después todo ello sin quitarse sus zapatos rojos con alto tacón (“Lady Misterios”), y nos hará pasar días y días y días en el carretera viviendo a la vez el sueño de que esa mujer que quedó atrás esta junto al protagonista, acompañándole en su viaje sin final hacia la soledad (“Un mar amarillo”). Cara o cruz, todo o nada, cruzar la frontera con la voluntad del suicida (“El juego de los idiotas”).

¿Cuánto estás dispuesto a pagar para cumplir ese sueño que anhelas?
Si la respuesta es TODO, éste es tu libro. Rock y vida, carretera y sexo, drogas y alcohol. Sensaciones al límite y límites que borrar.

Ser rockero es amar el viento de frente, encararlo con el rostro descubierto, sin apenas cerrar los ojos, plantándole cara al destino. Ser rockero es saber morirse en la soledad. Eso mismo nos ofrece Iñaki Estévez, un chico tatuado que vive en el Norte y cruza de lado a lado nuestras almas con sus historias.


Esto es todo, amigos.

Salud & rock´n´roll!

26/12/11

Nueva presentación del nº4 de la revista AL OTRO LADO DEL ESPEJO




"Catorce Huertas",


29 de Diciembre


21:00 horas


Como sabéis, la revista solo puede conseguirse en las presentaciones, además de en la Librería Tres rosas amarillas. Estarán algunos de los autores participantes en el número.


22/12/11

Un poema de Ángel Petisme



LEJOS DEL KURDISTÁN

Sólo algunas noches cuando sueña conmigo
soy el hombre que fui.
Doy la vuelta al mundo
y vuelvo a ser el juez de la energía
con una canción, cinco minutos.
Regreso para beberle el corazón.



De su nuevo poemario La noche 351

20/12/11

Megarecital poético de despedida en el CCAN de León







En el CCAN hay una seta que siempre que salgo de allí me guiña un ojo y me dice "¿qué, colega; estuvo de vicio, no?" Bueno, casi siempre, que el último día ni la vi... (you know, my name is my road).
Espero que su espíritu encuentre acomodo pronto en otro lugar, y la magia vuelva a rodearnos.
El 23 de diciembre será una nueva oportunidad (quizá de las últimas) para comprobar lo que os digo.

5/12/11

Cult Movies





La nueva propuesta de Vicente Muñoz Álvarez es fascinante. Auna varias artes creativas: la literatura, la cinematografía y la ilustración. El autor leonés reivindica sus películas de culto, aquellas que de alguna u otra forma, le marcaron. Lo hace con un estilo literario, hay cierta poesía en sus presentaciones, invitándonos a disfrutar películas que conectaron con su alma beat. Desde algunos clásicos del cine a películas innombrables y ocultas de serie B, es alucinante el recorrido que hace por el cine de todos los tiempos. Leyendo esas reseñas se aprecia su gusto por filmes de autor, su alejamiento de lo comercial en búsqueda de propuestas cinematográficas más comprometidas, la recreación de paisajes soñados o de viajes en los que lo importante no es llegar, sino recorrer el camino. Leyendo esas reseñas se ve el reflejo del propio Vicente, su compromiso por la creación alternativa, underground: "nunca seguir los cánones, siempre ser su propio dios". Eso hace que la literatura de Vicente Muñoz Álvarez sea especial, y que cuente con una legión de seguidores fieles a su persona y a su estilo de ver la vida.

La lectura de Cult Movies puede afrontarse de diversas maneras. Quizá la mejor sea la que el poeta fuenlabreño David Vázquez me proponía el día de la presentación del libro en Madrid: leer una reseña, ver (en su caso) el pictograma que Julia. D. Velázquez ha creado al efecto (pictograma que encierra en una imagen toda la película) y, después, disfrutar del film.
Yo he preferido marcar las películas que me han llamado la atención y que no había visionado (como Blow-Up, de Michelangelo Antonioni, Los Hippies de Marc Etkind o El incinerador de cadáveres de Juraj Herz), o apuntar para videar alguna de grato recuerdo (como La mamá y la puta, de Jean Eustache o eXistenZ, de Cronenberg).
Películas bizarras que aconseja disfrutar en las noches frías de invierno, acurrucado en el sofá con una manta (quizá para taparnos los ojos); películas beat, hippies y ácido, carretera y huída; películas clásicas y películas delirantes, surrealistas. Todo tipo de filmes que por una razón u otra, lo han cautivado.

Tengo que decir que simpatizo mucho con las cien películas que Vicente Muñoz propone y que metería algunas otras joyas en ese listado, pero entonces ya no sería el alma de Vicente el que veríamos a través de ese libro.
Aún así, no puedo evitar nombrar algunas películas que me marcaron. Quizá también el gusto por estas cinco películas, para mí de culto, tenga algo de confesional.
La primera, como no, es La naranja mecánica(1971). Vic también la propone y utiliza para ello el lenguaje natsad, el argot que utilizó Anthony Burguess, autor de la novela, para escribirla. La naranja mecánica narra la historia de un málchico que de tanto pitear moloko (ácido, LSD) pierde la golová. La naranja mecánica acaba de cumplir cuarenta años y sigue plenamente vigente. Me atrevería a más: es, incluso, actual. Vicente Muñoz dice de ella: “muestra una sociedad sin ética ni valores, deshumanizada y cruel, cimentada sobre las cenizas del capitalismo y la ley del más fuerte”. ¿Les suena de algo este argumento?
En 1983 hacía un programa de radio, El Fugitivo, en Radio Juventud de Madrid, en el que aunaba rock y literatura. Se emitía los sábados y los diez primeros minutos eran lecturas inventadas por mí, en las que narraba nuevas aventuras de Alex y sus drugos. Eran historias mucho más violentas y sádicas de lo que se puedan imaginar. Creo que ahora sería imposible su emisión.

En mi top five de películas de culto le sigue A la caza(1980). Ni se sabe la cantidad de veces que la videé, que me introduje en el ambiente sadomasoquista de los gays de Nueva York. Todavía tengo algunos pañuelos de colores (azul y negro) como los que Al Pacino colocaba en sus bolsillos traseros para indicar lo que quería o a lo que estaba dispuesto en los club de sadomaso. Me quedó de ella grabado el ambiente de la noche, los tugurios, los antros y la gente que los poblaba. Era como vivir en otro mundo, en otro planeta. Sip, impactante.

La siguiente es pura serie B. No sé su título y solo la he visto dos veces. Extraterrestres y sangre que contamina, que se expande, que coloniza. Sangre que gorgotea y de la que emanan burbujas de las que surgen más alienígenas. Me acojonó cuando era un crío y me siguió asustando cuando la volví a ver en televisión muchos años después. Ah, ese tierno terror. Cualquier noche, a las tantas, cuando esté dando vueltas con el mando a los canales de televisión, volveré a verla, ya empezada y sin posibilidad de saber de qué película se trata. Así es la vida.

Las últimas dos películas que señalo me impactaron sobre todo desde el punto de vista del escritor, cuando era ya conciente de la influencia mutua que la cinematografía y la literatura se ejercen. Érase una vez en América(1984) lo tiene todo para ser una película de culto, quizá incluso fue una película comercial también. Sergio Leone demostró de lo que era capaz con algunos medios, como lo había demostrado sin ellos en los westerns rodados en Almería. También la música de Ennio Morricone tiene su parte de culpa en el éxito, y la interpretación de todos los actores. Pero me quedo con una serie de escenas encadenadas aunadas por detrás con el repicar de un teléfono. Mientras se escucha de fondo ese sonido de teléfono van ocurriendo historias decisivas para el devenir de la película en forma de chispazos. No sé exactamente cuando dura, pero son unos segundos de intensidad creciente hasta llegar al clímax. En mi taller literario, al final del curso avanzado, regalo una copia de la película y digo a los alumnos que presten especial atención a ese fragmento, a ese teléfono que nadie descuelga. Los alumnos deben tratar de escribir un relato en el que un teléfono está sonando y algo ligado a él, pero lejano, se está contando. Se trata de desentrañar la historia que ocurre en esas imágenes, de hacer ver al lector esa historia mientras escucha el teléfono de fondo. Mi versión de ese ejercicio la publicará Escandar Alget en el próximo Pro-Vocación, puesto que tengo el placer de haber sido elegido para participar en esa revista poética en las que la excepción es un solo relato, que suele, además, cerrar la misma.

La última de mis cult movies también lo es por el lenguaje narrativo, pero tiene algunos puntos comunes con el resto de películas que propongo. Se trata de Irreversible(2002) (IЯЯәVәЯSIBLә), un film francés del director argentino Gaspar Noé y que causa tantos aplausos como rechazos. El lenguaje visual que maneja, la violencia y sadismo de sus imágenes, los movimientos de cámara, el argumento y, sobre todo, contar una historia al revés, son aspectos a destacar. La cámara no para quieta en toda la película, salvo siete minutos de tiro fijo que muestran la ultraviolencia ejercida sobre Monica Bellucci, su sodomización y la brutal paliza posterior por El Tenia (un tipo que acojona, como el parásito que le da nombre). Muy pocos estómagos pueden digerir eso, la verdad.

Nada más. No olvidéis haceros con Cult movies (Películas para llevarse al Infierno). Además, en el libro se incluye un dvd con la película Gritos en el pasillo (también reseñada por Vic), de Juanjo Ramírez. Toda una gozada.



Salud, queridos drugos, y hasta la próxima.

1/12/11

"El torturador arrepentido", de Carlos Salem



Gijón, julio de 2011, Semana Negra. El tío Patxi y yo andamos de la ceca a la meca entre la presentación del libro de los rockeros, el concierto posterior y el acto terrorista que acabamos de perpetrar, presentando nuestras nuevas novelas. Paramos a tomar una sidriña frente a la carpa central. Está abarrotada. Nos preguntamos quién coño estará allí y, como somos seres curiosos, nos asomamos. Enseguida distingo al pirata Salem con su inseparable David Torres (sin puro, esto es la leche). Está hablando de su obra de teatro, de "El torturador arrepentido", y empieza a leer un fragmento de la obra. Las cuatrocientas o quinientas personas que hay bajo la carpa permanecen mudas. Es lo que se dice un silencio respetuoso, aunque yo no lo veo así. Sé que es un silencio ganado a pulso, que Carlos cuando lee sus textos tiene el poder de cautivar, que sabe hacerlo muy bien. Un silencio total que rompe con tres golpes en la mesa, pum, pum, pum, que coinciden con los del cautivo. Pum, pum, pum, y la gente que ya estaba metida en la historia de la obra se acojona, se acojona de verdad. Pum, pum, pum, la espera ya ha acabado o, quizá, vuelve a empezar.

Yo no dejaría de comprar este libro.

El torturador arrepentido
Carlos Salem
Editorial: Talentura

25/11/11

"Balances Parciales", nuevo poemario de Felipe Zapico




Felipe Zapico acaba de sacar nueva obra. Será grande, como él, y encima cuenta con ilustraciones de Javier Zabala y un prólogo de Arantxa Oteo.


El libro se llama "Balances parciales" y está editado en Eolas, dentro de su colección Sienne. A partir de la próxima semana se podrá pedir directamente desde la web o solicitándolo en cualquier librería.
Web de la editorial:
http://www.universitarialibros.com/libro/balances-parciales_70945

Plan de presentaciones:
Noviembre 30. Badajoz. The Red Brick Gallery
Diciembre 16. Cáceres. La Machacona
Diciembre 29. León. Gran Café.
Enero 15. Toledo. The explorer's poet club.
Enero 19. Madrid. La Buena Vida.

Se puede hacer una visualización y lectura tanto de la cubierta como de las 15 primeras páginas del libro desde dos lugares, también se puede descargar.

ISSUU:
http://issuu.com/fzapalo/docs/balances_parciales_web
Scribd:
http://es.scribd.com/doc/73370102/Balances-Parciales

Aquí se puede descargar un dossier de prensa, para el que lo quiera leer.

ISSUU:
http://issuu.com/fzapalo/docs/dossier_prensa_balances_parciales
Scribd:
http://es.scribd.com/doc/73519396/Balances-Parciales-Dossier-de-prensa

En Facebook puedes seguir toda la actividad de Balances Parciales:
https://www.facebook.com/pages/Balances-Parciales/318465698179820

23/11/11

Presentaciones de "Cult movies. Películas para llevarse al infierno"



NOTA DE PRENSA
100 CLÁSICOS TERRORES DEL CELULOIDE
La Editorial Eutelequia tiene el gran placer de presentarle el nuevo libro Cult movies. Películas para llevarse al Infierno, de Vicente Muñoz Álvarez, con los pictogramas de Julia D. Velázquez y la película Gritos en el pasillo, de Juanjo Ramírez.
Abriendo las páginas de esta obra tengamos cuidado, que de ellas corren los gritos de niños inocentes en peligro, de mujeres amenazadas, de hombres torturados. Nos esperan situaciones límites y circunstancias que sería mejor no vivir. Aquí aúllan los hombres-lobo, se acercan a nosotros los asesinos más desequilibrados, los tipos fríos y sinvergüenzas nos proponen colaboraciones siniestras; para que sea poco, el hielo nos atrapa y el sobrevivir se nos hace casi un sueño del que las hadas benditas tendrán que venir a rescatarnos. Deambulando por un fino cable de metal entre dos torres gemelas de suprema altura alguien empieza a chillar del otro lado de la orilla y descendemos al Reino de Lucifer repletos de películas que nadie debe perderse.
Orientados por Scorsese, Hitchcock, Pasolini, Von Trier, Jarmusch, Herzog, entre muchos más, vamos conociendo los nueve círculos del Infierno. Sustituyendo a Virgilio como guía, nos dejamos en manos de los grandes directores de cine y nos adentramos en el mundo de los temores.
Con las ilustraciones de Julia D. Velázquez nos adentramos en la estética de las películas descritas por Vicente Muñoz Álvarez. Y al final de la lectura nos espera el cómodo sofá en el cual, tras reposar nuestro cuerpo azotado, podremos centrar la mente intranquila en los horrores del Séptimo Arte que nos presenta la película Gritos en el pasillo, de Juanjo Ramírez.
Con la pasión de un cinéfilo, la frescura de un aficionado al cine, y el estilo de un escritor que ya lleva años en la literatura contemporánea española, deambulamos por los callejones de los malos espíritus, dejando que la angustia y el vértigo se apoderen de nosotros, pero como dice el autor:
Felices pesadillas queridos drugos, & cuidado con los Bichos Malos.
(Cult movies, de Vicente Muñoz Álvarez, pág. 13)
que pueden picarnos y cicatrizarnos el alma.



Además (esto lo digo yo) cuenta con un epílogo escrito por José Ángel Barrueco

***


SINOPSIS
A MODO DE UN DIARIO CINÉFILO
«Tanto en la literatura como en el cine (y en todos los demás ámbitos creativos) me interesan las obras que cuestionan el mundo en que vivimos, que remueven las vísceras y las conciencias, que aceleran la sangre y el corazón, mostrando sin filtros éticos ni políticos la realidad (sin duda violenta y cruel) que el hombre ha creado.
Este es, en última instancia, el criterio de fondo que he utilizado para confeccionar este top 100 de películas de culto: lo epatante, lo crítico, lo atípico, lo raro, lo provocador, lo grotesco, lo perverso, lo magnético, lo desinhibido, lo incómodo, lo hiriente, lo hipnótico, lo fascinante, lo arrebatador.
Aunque no menos importante, también, ha sido el punto de vista y enfoque literario con que las reseñas han sido ideadas, la conexiones de todas estas películas con libros y escritores que admiro y he leído intensamente en el transcurso de mi vida adulta, igualmente básicos y determinantes para mi formación.
Más que una guía cinéfila al uso, pues, este manual está concebido como un diario personal de cine, donde me he despachado a gusto con muchas películas que yo opino que nadie debería dejar de ver.»
(Vicente Muñoz Álvarez, del prólogo).
***

Una de las drecomendaciones:




ANGUSTIA
Bigas Luna (1987)

Aún recuerdo el subidón que me produjo hace años videar por vez primera Angustia, de Bigas Luna, una de las mejores películas del cine de terror español, laberíntica y especular y, por supuesto, tremendamente angustiosa.Junto a las míticas Caniche y Bilbao (fetiches del underground hispano), Angustia completa la trilogía negra de Bigas Luna antes de que su cine se hiciera definitivamente comercial y se decantara por opciones más previsibles.Una escalofriante Zelda Rubinstein (que recordaréis por su aparición en Poltergeist, de Tobe Hooper), un desquiciado Ángel Jové (el sombrío protagonista de Caniche y Bilbao) y un grimoso Michael Lermer protagonizan este personalísimo film de cine sobre cine y dentro del cine que desubica al espectador hasta el minuto final del metraje.Espejos refractantes, espirales hipnóticas, caracoles siniestros, oculistas psicópatas y truculentos asesinatos en serie, entre otras tremebundas sorpresas, añaden la guinda necesaria al pastel, potenciando la tensión y el clímax hasta límites insospechados.






***

Presentación "Cult movies" en León
Viernes, 25 de noviembre, a las 20:00 horas en la librería Artemis (c/ Villa Benavente, nº 17, León). Además del autor participarán los escritores Julio César Álvarez Arias y Alfonso Xen Rabanal.

***

Presentación "Cult movies" en Madrid
Martes, 29 de noviembre a las 19:30 horas
Fnac Paseo de la Castellana (Nuevos Ministerios)
Además del autor participarán Julia D. Velázquez (diseñadora gráfica),Mario Crespo (escritor) y Juanjo Ramírez(escritor, guionista, director)

17/11/11

Amén




AMÉN






Que os follen
marranos vividores sanguijuelas,
especuladores de de lo absurdo,
que os den por el puto culo
y que todas vuestras ganancias
os las tengáis que gastar
en medicinas,
hijos de la gran puta
nos vais a joder el futuro
cabrones usureros
miserables cucarachas
pequeños seres humanos
que no obráis más que
por el vil metal


ojalá


todo lo vuestro


se convierta


en mierda



Bacø, 2011

14/11/11

Presentación de "Menú del día a día", de Gsús Bonilla







Se ha hecho de rogar la presentación del "nuevo" poemario de Sir Bonilla, pero por fin se hace y con dos acompañantes de lujo: Ana Pérez Caña-a-mares y Batania. Será el jueves 17 de noviembre, a las 20:30 horas, en La Marabunta. Ganas tengo de verles a los tres.

8/11/11

Una recomendación: "Sueños de bolsillo", de Francesco Spinoglio







A ver.



No es porque sea compañero de editorial ni quiera venderos una moto, es porque HE DISFRUTADO COMO UN LOCO de la lectura de este libro, porque Tomasso te lleva por su mundo infantil y adolescente casi con los ojos cerrados y porque tiene un final de auténtico crack.



Pocas veces recomiendo alguna lectura y ésta es una ocasión especial.



Os enganchará desde el principio y no podréis dejar de leerla.



Felicidades, Francesco, una estupenda novela.

26/10/11

“Vivir y morir en Lavapiés”, de José Ángel Barrueco

“Vivir y morir en Lavapiés”
José Ángel Barrueco
Ediciones Escalera, 2011





Se dice que los escritores beben de tres fuentes a la hora de alimentar sus propuestas literarias: una es lo vivido, los recuerdos; la otra son los sueños, el futuro que nos espera y al que queremos sacar el máximo provecho; por último, los escritores beben de la realidad que los rodea, bien sea la realidad propiamente dicha bien sean las propuestas que el cine, la televisión, la pintura, la arquitectura, la música o la literatura nos ofrecen de ella. Estas últimas, todas ellas artes creativas, ayudan al hombre a conocer mejor esa primera realidad.

JAB se alimenta claramente de sus recuerdos y claramente está influenciado por la realidad y por la visión que la literatura, la música y el cine ofrecen de esa realidad.
Así lo podemos comprobar en sus novelas (Recuerdos de un cine de barrio, Te escribiré una novela, Asco) o en su poesía (No hay camino al paraíso). Así también podremos comprobarlo en Vivir y morir en Lavapiés.

JAB tiene el alma inquieta y dolida de tanta realidad. Y no encuentra más consuelo que sus escritos ante ella. Toda su obra anterior gravita entorno a los recuerdos vividos, cercanos, personales y en Vivir y morir en Lavapiés podemos observar esos mismos recuerdos, si bien la ficción comienza a abriese camino de forma más intensa en su producción literaria.

La novela que hoy presentamos es una propuesta literaria arriesgada, aunque no novedosa. La deconstrucción narrativa, tan en boga tiempo atrás, no pasa por el mejor de los momentos. Sin embargo sigue siendo para muchos autores (entre los que me incluyo) un argumento para encontrar a ese lector cómplice que nos gusta (ese “lector macho”, lector activo, que decía Cortázar) quizá porque muchos de nosotros cuando somos espectadores o lectores preferimos buscar las respuestas en los silencios o componer en nuestra cabeza la narración.
De las pretensiones formales de JAB, dos párrafos de la novela lo ilustran todo:

UN POETA Y UN ESCRITOR HABLAN

Creo en la fragmentación, tío. Proporciona una cierta perspectiva que no poseen las narraciones lineales. Sé que es manido, pero es como cuando se fractura un espejo y tú tratas de recomponerlo. Luego te miras en él y, sí, te devuelve una imagen rota, distorsionada, pero al mismo tiempo aporta muchos puntos de vista, muchas caras, muchas raciones y pequeños trozos. Y es tu cabeza la que debería hacer el trabajo…

LOS MÁRGENES

¿Sabes, colega, lo que más me gusta de una obra? Y me refiero a distintos formatos: novelas, series de televisión, películas, cuentos e incluso canciones…Las elipsis. Lo que no se ve. Lo que queda fuera. Lo que está en los márgenes. Lo que debemos intuir e imaginar. Los silencios. Los espacios en blanco


En esta obra de voces diferentes, de historias cruzadas, el lector tirará de hilos de varios colores para fabricar un perfecto jersey. Un jersey confortable, amigable, que nos cobije frente al mundo, pero que no esconda ninguna realidad.
Vidas cruzadas que unen sus dos pasiones: el cine y la literatura, que permiten observar la mutua influencia que ejercen uno sobre la otra y viceversa. Destacan en su estructura esta mezcla de narrativa cinematográfica y literaria, como se produce en películas como Crash, 21 gramos, Amores Perros. Crash se ajusta perfectamente a la novela de Barrueco: vidas cruzadas, en colisión, en la realidad actual, en una sociedad llena de miedos y prejuicios, una sociedad global (como es el barrio de Lavapiés), una mezcla de culturas en las que puede observarse el racismo, ira, esperanza, intolerancia, amor y resignación. La vida.

Las continuas referencias al cine y a la música, la alusión de personas reales (sobre todo escritores y poetas) hacen de esta obra una propuesta metaliteraria. Aparecen por esta novela poetas y narradores como Javier Das, Gsús Bonilla, Elena Medel, David González, Mario Crespo, Ian Gibson, Ballard, y un largo etcétera. Pero, sobre todo, está Burroughs. Burroughs sobre todo.
Y todos en Lavapiés. Se entiende así la propuesta de JAB de tener un ordenador a mano para comprobar nombres y direcciones. Nombres de personas o personajes y direcciones de garitos. Canciones y películas que ponen música de fondo o imágenes en el recuerdo del lector. Una nueva conexión de la literatura con la realidad.


A mi entender, para lograr agilidad en el texto, destacan la brevedad de capítulos y, sobre todo, las descripciones: concisas, breves y acertadas. Logran que el lector vea lo que está leyendo, se sienta partícipe de lo que ocurre. Todas las razas y todas las situaciones, todas las escenas, que ocurren en Lavapiés son o parecen ser reales. Este halo costumbrista ofrece al lector la puerta para introducirse en el cuadro del texto y sentirse parte de él.
Los breves fragmentos, los minicapítulos, son como pinceladas impresionistas que, al alejarnos de la obra, al acabar de leerla, nos ofrecen en su conjunto unas imágenes que conforman un día en Lavapiés. Un paisaje de barrio, con sus sonidos habituales y las voces que reconocemos, con sus olores y sus colores, con las historias de siempre, con la amalgama de nacionalidades, de civilizaciones y costumbres en un barrio que precisamente destaca por eso, por ser una parte de aquel Londres de los 70, de aquella mistura de inmigrantes en Madrid. Todo el mundo cabe en un barrio, en Lavapiés.

Las historias se entremezclan: la de el moro Rashid, la de Aitor y su chica, la de Tony y los mejicanos, la de la policíaz y los borrachos y los chinos, la de los bares y lugares emblemáticos, la de los videoclubs... acabarán formando una maroma al unirse de modo que unas dejen de ser independientes de las otras. Sí, formarán un nudo final. Un nudo de vida que será cada vez más intenso, como el final de una noche de castillos de fuegos artificiales, como esa traca terminal que nos dejará sordos, pensando.
Eso es precisamente lo que JAB quería del lector: hacerle pensar a la vez que disfrutaba de una lectura entretenida.

Por último, una confidencia: Yo no lo sabía, pero después de dejarme guiar por San Google, soy de la misma opinión que uno de los personajes de la obra: sus graduación de gustos sobre las actrices porno es idéntico al mío.

24/10/11

De vinos y cevezas con "La enfermedad del lado izquierdo" como excusa




Jueves, 27 de octubre, a las 20:30 horas



Diablos Azules
(c/ Apodaca, nº 6 – Madrid)










La misión verdadera de
cada uno era llegar a sí mismo
(Demian, Hermann Hesse)
-Como la vida –dijo Ludmilla-,


una especie de broma o de farsa, y
detrás lo otro esperando
(Libro de Manuel, Julio Cortázar)
Y todo lo que tiene que ver
con el corazón es definitivo
(La enfermedad del lado izquierdo,
Esteban Gutiérrez Gómez)





La Editorial Eutelequia tiene el placer de invitarle a la tertulia literaria





LA SOMBRA DE HERMANN HESSE Y
JULIO CORTÁZAR
EN
LA ENFERMEDAD DEL LADO IZQUIERDO




que impartirá el escritor
Esteban Gutiérrez Gómez




A todo lector que compre el libro Eutelequia le invita a
un vino, caña o refresco







iLUSTRACIÓN DEL AUTOR: jOSÉ mANUEL vaRA






3/10/11

Eutelequia en BCN








Estimados amigos:

La editorial Eutelequia tiene el placer de invitaros a las presentaciones de las siguientes novelas:

“Sueños de bolsillo”, de Francesco Spinoglio. Miércoles 5 de octubre a las 19:30 horas, en la Casa del Libro (Rambla de Catalunya, nº 37, Barcelona). Además del autor participará el escritor José Ángel Barrueco. Se servirá una copa de cava.

“Asco”, de José Ángel Barrueco. Jueves 6 de octubre a las 20:00 horas, en la librería Pequod Llibres (c/ Milá i Fontanals, nº 59, Barcelona). Además del autor participarán los escritores Sergi de Diego Mas y Francesco Spinoglio.




Os esperamos.

Un cordial saludo,

20 años del Nevermind de Nirvana








Noviembre, 2009.
Acabo de llegar a casa después de un concierto de Rammstein. Traigo algunas joyas que mi friend Rafa me ha grabado. Todavía me dura el colocón y no tengo ganas de ir a dormir. Teching: Comer techo, dice Kike Babas. Se trata de evitarlo.
Meto uno de los deuvedés y pongo la tele. Enciendo un cigarro. Es un vídeo de Nirvana. Abeerden, Washington, Diciembre de 1988. Así empieza, con el Cobein y compañía trayendo una caja de cervezas al local de ensayo. Es una grabación casera. Los colegas estén tirados por el suelo, dándole al fly. De vez en cuando alguno se anima a bailar algo en medio del grupo o a jugar a apagar y encender las luces. Están preparando un concierto. En la cinta de vídeo aparece fija una fecha. 1.1.87. Se ve que no se ha actualizado el calendario de la cámara.
Kurt canta frente a la pared, pegado a ella. A unos centímetros de su cara hay un folio con el track list. El sonido no es bueno, pero me flipa su autenticidad. Son un tiro. Un tiro al entrecejo. Al cuarto o quinto tema, no recuerdo bien, suena “Inmigrant song”. Todos botando. Ellos y los colegas. Botando y botando. Me dan ganas de levantarme y botar yo también. Pero es que son las cuatro de la mañana. “Inmigrant song”, una versión del tema de Led Zeppelin. Me levanto y boto, qué hostias.
Entonces recuerdo.



Recuerdo el billete y el bebé nadando. Recuerdo mirarlo en el escaparate de la Tipo. Había oído hablar de ellos, les había escuchado en la radio, pero, por entonces, estaba desconectado. Oposiciones. Mis colegas me decían que parecía que estuviese estudiando para la NASA. Currar, estudiar y criar a un bebé de un año. No andaba muy bien de pasta en esa época. Tardó unos meses en llegar a mis manos. No recuerdo quién y cómo, pero llegó. Y lo disfruté. Vaya si lo disfruté. Cada tarde, cuando dejaba de estudiar y me preparaba para ir a currar. Un kit-kat que me hacía saltar y olvidarlo todo, quemar adrenalina.
Ahora sé que “Smells like teen spirit”, el primer single del álbum, se considera un himno de la Generación X. No sé, a mí me trae el recuerdo de un enano que no dejaba de carcajearse y agitar los bracitos mientras me perseguía con su andar torpón por un comedor vacío de muebles. Me recuerda aquel olor agridulce de mi sudor, cuando nos tirábamos en el suelo y nos revolcábamos al ritmo frenético de Nirvana, riéndonos como si fuese el juego más divertido. Tarde tras tarde, riendo, quemando frustración. Así que puedo decir que Nevermind me mantenía vivo. Y eso, creedme, era mucho en aquellos tiempos.



Saludos desde el infierno.

Patxi Irurzun presenta en Madrid su última propuesta literaria: "Dios nunca reza"







La editorial Alberdania les invita a la presentación
del libro
DIOS NUNCA REZA de PATXI IRURZUN
La presentación tendrá lugar el próximo
Miércoles 5 de octubre, a las 20:00 de la tarde
en la librería Tipos Infames C/ San Joaquin 3. Madrid
Presentarán el acto el autor Patxi Irurzun,
el editor Jorge Giménez Bech y el escritor Eduardo Laporte

Un verano, el de 2008, desfila por las páginas de este diario de Patxi Irurzun, escrito con una fiereza solo equiparable a su ternura.
Contiene, en efecto, la fiera crónica cotidiana de un ser humano que desea y persigue la verdadera vida en todas y cada una de las rendijas de la existencia y de sus múltiples escenarios. Sus anotaciones son entonces afiladas, pero también empáticas. Contempla y relata, pero, al mismo tiempo, se implica y vive. He ahí la clave.

29/9/11

Nuevo propuesta literaria de José Ángel Barrueco







Las camas calientes, las reyertas rutinarias, las luces de la golfemia y el neón del Carrefour. Todo ello está en esta novela brusca y precisa, deslenguada y frontal, que viene con acordes de rock callejero y trae noche desmadejada y, con ella, la trama del barrio y sus recovecos. Hay candor en estas páginas y hay mafia, hay pícaros de acera, de mansión y de internet, y resuenan aquí y allá la voz del ganapán y la risa del descastado. Cuadro de costumbres y esbozo del natural, pero también género negro, y pulso narrativo de relato policial: con una sopesada combinación de estos ingredientes, José Ángel Barrueco ha construido una historia que se parece mucho a la épica urbana de nuestros días.

ELOY FERNÁNDEZ PORTA


**


Modo de empleo: empiece por el inicio, despójese de prejuicios, acérquese a Lavapiés de vez en cuando, no haga de todo esto un juego de buenos y malos. Disfrute de un cóctel de fragmentos literarios de intenso sabor.

DAVID REFOYO

27/9/11

Nueva reseña de "La enfermedad del lado izquierdo", por Daniel Figuero









El Jardín Literario: La enfermedad del lado izquierdo


Una fábula. A mitad del libro me he dado cuenta de que estaba leyendo una fábula. De acuerdo, no hay animales ni objetos que hablan. Pero es breve (algo más de cien páginas), tiene moraleja, pocos personajes, una gran inventiva y es rica en imaginación. Una fábula contemporánea en la que se habla de las crisis, del trabajo rutinario y el matrimonio cuadriculado, de las oportunidades, y de ”la espiritualidad necesaria para salir de la alienación consumista y posesiva”.

Lo sé, esto último tiene un tufo a autoayuda que en otra novela me hubiera empujado a salir corriendo, pero el cuentista virtuoso que anida en Esteban Gutiérrez y cuya técnica se deja ver bien entre las páginas me ha enganchado por varias razones. La primera: que va al grano, me cuenta lo que necesito, lo justo, no se demora en interminables descripciones ni del paisaje, ni del clima, ni siquiera de los personajes. Incluso el protagonista es, a pesar de su padecer físico, de aspecto difuso. La estructura de la novela también me ha gustado, dividida en dos partes, con los capítulos numerados en orden ascendente en la primera y descendente (algo que tiene mucho que ver con los picos que se citan ) en la segunda. Cada capítulo forma una secuencia individual, autónoma e independiente en sí misma, pero correlacionada con las anteriores. Es una manera en la que, personalmente, me encuentro muy cómodo a la hora de escribir, y también creo que se acerca más a un lector actual (el que lee en el metro, vamos)...

Seguir leyendo aquí

8/9/11

PROMESA, un poema

Creo que hasta ahora no había colgado alguno de los poemas de la cosecha del 2011 que, por cierto, es bastante escasa.

Éste es especial, porque cuando se va un "resistente" que además fue colega, como que me quedo bastante jodido.










PROMESA


Para Lolo




Nos conocimos un invierno.
Tú venías del norte
fuego pelotas de goma incomprensión
y yo del sur,
más allá de los mares frontera.

Vivimos juntos las noches del Edén

el Penta Penélope Pachá,
colores y psicodélia
rastas y meditación
aceites de flores destilados
en buhardillas cochambrosas,
dosificación y reparto del hachís.

Huimos a las montañas
cuando el hambre
nos mordía
los tobillos,
cuando la detención
y el talego
y tú, puta por mí
y es que ya habíamos probado el aguijón.

Yo primero, era una costumbre,
por si la cosa
no era de calidad.
En realidad era un jodido egoísta,
pero tú lo sabías perdonar
haciéndome prometer que alguna vez
sería al revés.

Regresamos al poblado,
y nos convertimos en esqueletos con piel,
todas las horas del día
pensando en dar de comer
a la amante
que nos poseía.

Nos convertimos en caracoles,
siempre arrastrando nuestro cubo
de basura verde con ruedas
en el que guardábamos
nuestras mierdas
y en el que por la noche
juntos
pretendíamos dormir.

Nos convertimos en perros guardianes,
desdentados y afónicos galgos,
vigías del aire enrarecido
y de las sensaciones extrañas
que emanaban alrededor del poblado.

Y compartimos cuchara y aguja
para cenar las micras que pagaban
nuestro trabajo de búho.
La chuta del hambre
que siempre genera pesadillas
y estreñimiento.

Fuimos los últimos
en esto del caballo y,
como me hiciste prometer,
hoy bombeo tu sangre
dentro de mí
por última vez,
aunque tu sangre
ya esté
fría.




Bacø, 2011

22/8/11

Recital poético en Aranda de Duero






El VIERNES 26 DE AGOSTO ningún sitio mejor que la profundidad y el frescor de una típica bodega de la ribera del Duero para hacer un recital de poesía báquica.


Una noche que no olvidarás.


Allí nos vemos.

28/7/11

YA A LA VENTA: Trippers from the Crypt



Acaba de salir de imprenta, goteante y caliente, el nuevo Vinalia: Trippers from the Crypt, con el suplemento Masters of Horror adjunto.

Cerca de 80 autores, entre narradores, poetas e ilustradores, dan rienda suelta a sus más bizarras fantasías en este monográfico de horror que os helará la sangre en las venas.

Podéis adquirirlo a partir de ya en los puntos habituales de venta, o pedírlo por correo a:

vinaliatrippers@yahoo.es




26/7/11

"La enfermedad del lado izquierdo" en la Semana Negra de Gijón



Pues como lo leéis, el viernes 29 de julio estaré en Gijón presentado La enfermedad del lado izquierdo junto a Patxi Irurzun y Cristina Macía. Será a las 20:15 horas en la Carpa del Encuentro.



Un poco antes, a las 19:30 horas, y en el mismo sitio, estaremos Patxi y yo dando caña con Simpatía por el relato, junto con Agnes de Lilith, Pablo Tamargo de Black Horde y Felipe Zapico de Deicidas. El libro de cuentos escritos por rockeros es ya un referente mítico en lo que respecta a la mixtura música y literatura.



Inmediatamente después, la presentación cruzada de Oh, Janis, mi dulce y sucia Janis de Patxi y de La enfermedad del lado izquierdo. Ya lo hicimos en Barcelona y salió bien, aunque con poco público, espero que esta vez vaya más gente.



Y a las 22:30 horas, el plato fuerte, en el escenario central, un nuevo concierto del Sympathy Tour, con Black Horde y Lilith. Han sido los organizadores de la Semana Negra los que querían contar con nosotros, y allí estaremos. No os perdaís el directo de Black Horde (Tamar a la guitarra y la voz, el Faisan Trufado al bajo y the Boss a la batería), tres tipos que en un segundo lo llenan todo de música y letras en inglés. Después Lilith (Agnes como mejor front woman del panorama rockero nacional, Joan a la batería, Rafa "the devil" al bajo y Albert a la guitarra) dandolo todo como en aquellos alucinantes conciertos abriendo la gira de AC/DC.



Os esperamos allí.

23/7/11

Adiós vacaciones, hola resto del verano





Pues eso, que se acabó lo bueno, el sueño estival de cada año, el viajar y disfrutar de nimedades sin el reloj en la muñeca ni el móvil en el bolsillo, perder el tiempo dejando la mente en blanco frente a unas olas, cerrar los ojos para aspirar el olor de un bosque de eucaliptos bajo la lluvia, buscar caballos entre la niebla que siempre acompaña la cima del Monte Aloia, las risas de Isa y el resto de panda intentado saltar las olas de Santi Petri... Se acabó el sueño, amigos.

Por lo que veo nada ha cambiado: los políticos siguen escupiéndose veneno a los ojos mientras nos intentan hipnotizar con su baile de la cobra (impresionante lo del PP, su cinismo, su caradura, su desvergüenza, su "todo por la poltrona"; lamentable lo del PSOE, su no saber), qué paradoja que los dos políticos progresistas (Obama y Zapatero) que se encontraron con la tostada de la crisis provocada por el ultraliberalismo economico de sus antecesores (Bush y Aznar), que tuvieron que infiltrar más de dos billones de dólares a los bancos para mantener el sistema capitalista (ellos, adalides de lo público, del sistema del bienestar, del reparto social, ellos, ayudando a revivir el cadáver del capitalismo), pues eso, qué paradoja que ahora que la caja de sus países está vacía, van a acabar hundidos por esos mismos bancos a los que ayudaron y van a entregar el poder a esos mismos políticos que provocaron el cisma. En fin, una pena sobre la que me planteo escribir algún día, aunque parezca ciencia ficción, como cuando Botín y sus amigos financieros lanzaron la campaña "Esto lo arreglamos entre todos" buscando la complicidad y el falso positivismo americano. Menos mal que ahí estaba Batania para sacar el mismo día el primero de los carteles del contrapensamiento con su "Esto que lo arregle el que lo jodió". Sí, hay que escribir de ésto.

Pero bueno, miserias de políticos alejados de la ciudadanía al margen, he encontrado cosas calentitas que me alegran la vida, como algunas reseñas de La enfermedad del lado izquierdo como la que Miguel Baquero ha realizado para el prestigioso blog literario que dirige Care Santos La tormenta en un vaso que agradezco especialmente, porque disecciona algunos aspectos de la novela con maestría de cirujano:


«Siempre me había fascinado aquella vista de las montañas (…) Algo en mi interior me hacía sentirme satisfecho cuando la divisaba (…) El perfil de aquellos Siete Picos era mágico para mí».
Así comienza La enfermedad del lado izquierdo, la última novela del escritor Esteban Gutiérrez Gómez, autor asimismo de libros de cuentos, poesías y participante en diversas revistas literarias. Esta su última novela, publicada por la joven pero muy prometedora Editorial Eutelequia, narra la historia de un hombre que, sin más bagaje en realidad que esa visión de las montañas y el bienestar que le proporciona, decide romper con todo su pasado anterior, un pasado de rutina, grisura, monotonía, movimientos entrenados y calculados… Sin más horizonte, y nunca mejor dicho, que las azules y próximas —pero que en realidad parecen inalcanzables— montañas azules del Guadarrama, el protagonista de La enfermedad del lado izquierdo decide emprender un camino sin rumbo fijo, pero libre de sus ataduras, que se habían ido somatizando en un progresivo y casi fatal dolor en su costado izquierdo.


Narrada con un estilo ágil y actual, lejos de esos engolamientos trascendentaloides que tan propios son de los libros de auto-ayuda y/o crecimiento personal. La enfermedad del lado izquierdo es una odisea pequeña, pero sincera e intensa, en la que cualquier lector puede verse reflejado. Se trata de ese viaje, en apariencia corto pero seguramente el más largo, hacia lo que nunca debimos dejar de ser. “Nunca es tarde para ser lo que deberías haber sido”, abre el libro una significativa cita de George Eliot.

Seguir leyendo aquí

También me he encontrado con una reseña de Ángel González González para la revista hispano-mexicana En sentido figurado. Felicitar a Ángel, que acaba de ser papá de una nena llamada Ariadna y agradecerle esta reseña:


¿Qué tal se sentiría si alguien decidiese por usted? ¿Qué pensaría de la enfermedad? ¿Acaso su enfermedad, paradójicamente, también se encuentra ubicada en el lado izquierdo? Pues bien, esta es su novela. No es necesario que siga leyendo, no es necesario que nadie le diga el aro por dónde debe pasar.
Pero si acaso no es su caso y ha decidido leer un poco más, curiosear, fantasear, fundamentalmente profundizar en uno de esos designios divinos que le puedan llevar a la lectura de “La enfermedad del lado izquierdo” podría decirle que Pascual, su protagonista, vive la vida siguiendo los dictados que su mujer, Norma, le prescribe desde un despótico cuaderno de hule azul. De este modo Pascual se levantará una mañana kafkiana y descubrirá que le es imposible apoyar su pie izquierdo.


Seguir leyendo aquí

También mi amigo J. Jorge Sánchez, poeta y filósofo, se ha animado a poner unas palabritas en su blog Bajo la lluvia sobre La enfermedad del lado izquierdo. Ha tenido que ser duro ver el camino que tomaba el protagonista de la novela para alguien como JJ, tan pegado a la realidad y al fatalismo, al raciocinio de los hechos. En fin, se agradece también el gesto:

Hace unos días Esteban Gutiérrez, en la presentación de La enfermedad del lado izquierdo (Eutelequia, 2011) en Barcelona, decía que se daba por satisfecho si el lector pasaba un par de horas agradables con la lectura de su novela y, si era posible, en compañía de una copa de buen vino.

Y, antesdeayer, uno decidió seguir el consejo de su amigo pero hubo de acompañar la lectura con unas hierbas digestivas en vez de, como hubiera deseado, un buen Syrah o un Merlot. He de decirte Esteban, a modo de descargo, que el día anterior tuvo la culpa: una dorada monumental recién pescada a la sal y un par de botellas de Chardonnay dejaron el sistema digestivo bajo mínimos.

Con todo, pese a que el maridaje era de lo menos adecuado (o no, a tenor de la cosmovisión de uno de los personajes protagonistas de la novela), me estiré en una hamaca, a la sombra y al olor del jazmín revivido tras estar a punto de ser aniquilado por la hiedra con la que compartía tierra, y pasé dos horitas placenteras con La enfermedad del lado izquierdo.

Seguir leyendo aquí




Y más novedades sobre la novela que iran apareciendo en el blog que he abierto para el autobombo (como dice mi amigo David González):


http://laenfermedaddelladoizquierdo.blogspot.com/


Blog del que recupero el último post que escribí antes de irme al olvido, porque satisfizo mi ego y me otorgó alejarme de todo con un buen sabor en la boca:


Satisfacción.es

La enfermedad del lado izquierdo me está deparando muchas alegrías. Me recuerda a lo que pasó (está pasando) con Simpatía por el relato, antología con la que Patxi y yo (y algunos de los músicos implicados en el proyecto) estamos disfrutando ahora como enanos después de un curro de dos años y luchas a cara de perro diarias con todo el mundo editorial.

El caso es que La enfermedad del lado izquierdo está gustando. Tengo también, es lógico, mis críticas, pero apenas se han hecho públicas. No me ha ocurrido lo que a Patxi, que le pone a parir su dulce y sucia Janis un tal “Lector Malherido” (“una novela boba” dice el menda este). El caso es que cuando leí la crítica del enfant terrible de la opinión narrativa me dio la impresión de que no habíamos leído la misma novela. Luego descubrí la verdad: el “criticón” no se la ha leído, no debe haber pasado del primer capítulo y se ha permitido echar por tierra un trabajo acojonantemente bueno. Algo injusto. Ya que critica, que lo haga con fundamento, digo yo. Tampoco me extraña de alguien que dice que el mejor Jon Bilbao (y con diferencia) no es el de los cuentos.

En fin, que “podía haber estirado más” la novela, que “daba para mucho”. Como con El colibrí blanco, cuando Carlos Salem me dijo “mamón, con este argumento escribo yo seiscientas páginas de un novelón”. Pues eso, que para bien o para mal es mi estilo, que me gusta insinuar más que mostrar y que busco que sea el lector el que acabe de rematar la historia en la cabeza. Que si “la estructura, armazón que soporta las palabras, se pierde”, dice algún galdosiano. Eso. Escritor impresionista, si existiese tal definición. O cuentista cortaziano, que eso sí que se dice de los inclasificables.

Pero, sin tirarme más el rollo, el caso es que La enfermedad del lado izquierdo gusta, se vende y la gente la recomienda boca-oreja. Que se quedan en la cabeza algunos símbolos que describo, que se anotan algunas frases para el futuro o se llega a segundas y terceras líneas de lectura que van mucho más allá de la aparente historia de pareja. Que causa satisfacción. Gracias a todos, es un halago.

Pero más que de eso, quiero escribir de las “casualidades” que me gratifican. La primera ocurrió antes siquiera de tener forma de libro, cuando Clea, la editora de Eutelequia, identificó a mi personaje con un amigo suyo en una historia exactamente igual. Durante la presentación en Madrid, tan solo con lo que Mario Crespo iba desgranando de la novela, otros dos lectores se sintieron identificados con el personaje principal. A cuarenta días vista desde que La enfermedad del lado izquierdo está en la calle son algunos más los que me han escrito y dicho “cabrón (textual de X.R.), eso mismo me pasó a mí”. El caso es que hemos descubierto que el luto de la ruptura sentimental, del matrimonio o pareja más o menos duradera, genera enfermedades que somatizan los malos sentimientos, y que estos se hacen palpables durante y después de producido el hecho causante. La hostia, se lo tengo que contar a Punset.

Otra “casualidad” (y ya sabéis que yo no creo en las casualidades) ya la he dejado caer en este blog. Se trata de la ilustración de la portada, ese árbol-hombre seco y enfermo en su lado izquierdo y sano por el derecho.
Sin saber siquiera que algún día se publicaría esta historia marché en 14 de agosto de 2010 a darme el garbeo habitual de 20 kilómetros por mi santuario en las montañas de La Fuenfría y, sin tener conocimiento exacto del motivo por el que lo hacía, tomé fotografías de árboles que me llamaban la atención, machacados en uno de sus lados por el viento del norte y la carga de la nieve, maltratados hasta hacer que reposasen, casi heridos de muerte, sobre el suelo. Guardé esas fotos en una carpeta con el nombre "Árboles-Hombres", con la idea de escribir un poemario metafórico al respecto. Nunca mi consciencia unió esas fotos a La enfermedad del lado izquierdo, sin embargo, Manuel Moreno, el ilustrador de Eutelequia, sí lo hizo. Y lo extraño es que no nos conocemos ni él sabía de la existencia de esas fotos. ¿Casualidad? Ya ven.

Más cosas. Firmando La enfermedad del lado izquierdo en la Feria del Libro de Madrid acudieron allí dos mujeres (perdón, pero tengo una memoria débil para los nombres, no así para las caras) cada una con un ejemplar de mis anteriores propuestas literarias. Llegaron por separado a la búsqueda de lo nuevo, que les había gustado “el colibrí” o “el laberinto”, que felicidades, que me seguirán leyendo porque mis narraciones les llevan a otro mundo. Más o menos las dos dijeron lo mismo y con el mismo tono de agradecimiento o, quizá, admiración. Las considero mis primeras lectoras que no me siguen por ser amigas o compañeras o por recomendaciones de amigos o compañeros, que me leen porque les gusta lo que escribo y cómo lo escribo. Me originó un deleite especial. Gracias.

A M.A.C. le escribí letras para Over Load cuando era guitarrista y cantante de esa banda heavy. También le escribí alguna letra para Killing Jazz, el proyecto musical en el que se embarcó después y donde, además de la voz, ponía la armónica o el saxo. No recuerdo, pero es posible que algo le escribiese también para Crazy Cabin, su nueva formación claramente orientada al Rhythm and Blues. El caso es que ahora se ha dado la vuelta a la moneda. Después de leer La enfermedad del lado izquierdo e inspirándose en la historia, ha creado una composición, un blues llamado Enfermé del lado izquierdo, que es una barbaridad de lamento, una maravilla almada a la que le faltan algunas pinceladas (pocas, quizá una batería más soul) y que dentro de pronto os dejaré escuchar. Me ha dicho que harán un vídeo con el tema. Ah, cómo promete todo esto.

Y me marché con el soniquete de ese blues a coronar el Picu Urriellu y a recorrer entera la Senda del Cares para regresar roto y feliz a casa dos días después y encontrar la mirada de M.T. (o quizá su dúplice, Amanda) que en la presentación de Cuentos para hambrientos 2 en Getafe me dice que tenía ganas de verme y de contarme, que me iba a gustar, que era algo maravilloso. Y me cuenta, y casi se me saltan las lágrimas como a un niño feliz, el pecho a punto de explotar. Tan solo os dejo unas pinceladas porque M.T., una escritora del copón que se ha llevado muchos muchos premios y ha sido publicada en varias antologías, me dice que lo tiene que escribir y yo identifico esa necesidad. Pues más o menos es lo siguiente: hace unos días acude con su familia a un pueblo de Asturias donde tienen una casa. Están todos, sus hermanas y sus padres. El padre, ochenta años, sufre Alzheimer no muy avanzado, reconoce a la familia pero es incapaz de recordar lo que hizo ayer o hace unas horas. En fin, ya saben, una putada. M.T. va a pasar diez días allí y lleva sus lecturas, que deja sobre la mesa del comedor. Entre esos libros está La enfermedad del lado izquierdo. La primera tarde, casi al anochecer, Jaime (así se llama su padre) mira los libros, los ojea y escoge el mío. Se lo lee de un tirón (un par de horas, supongo), lo cierra y le dice a M.T. “Es de un amigo tuyo, ¿no?” “Sí”, contesta M.T. “Me gusta” dice Jaime. M.T. y su madre hablan sobre ello y se preguntan si habrá entendido algo del libro, si recordará lo que ha leído. M.T. pregunta a su padre y su padre le responde algo así como “las montañas, los siete picos”. Bueno, algo es algo se dice M.T. Lo sorprendente es que al atardecer del día siguiente Jaime vuelve a observar los libros sobre la mesa, parece estudiarlos y elige de nuevo La enfermedad del lado izquierdo. Vuelve a leerlo (otras dos horas) y cuando acaba la madre le pregunta y él responde algo parecido, que le gusta. Lo dice sonriendo, satisfecho, casi casi podría decir que feliz. Y así noche tras noche, todas las noches durante aquellos diez días. Me emociono cuando escribo esto. Un fuerte abrazo, amigo Jaime, un trocito de ti estará siempre conmigo.

Pues eso, que no puedo esperar nada mejor que esta historia y que toda mi sed de trascendencia ha sido saciada. Y que os lo agradezco de corazón. Y que va por vosotros...

29/6/11

Trippers from the Crypt (la portada)

Antes de muchas cosas en este mundo soy vinálico y trippero

(creo que mi nombre de guerra lo dice todo)

por lo que es un puto placer

colaborar en este número terrorífico.


Proximamente....

26/6/11

Un poema de "Menú del día... a día", el nuevo poemario de Gsús Bonilla

My friend Bonilla, acaba de sacar poemario sabroso. Este es un ejemplo de lo que os podéis encontrar en él.



Va dedicado a un tal Bacø, que al parecer conserva en tequila todos los males que intentan joderle la vida.



Gracias, sir.








FRUTA DEL TIEMPO


escoger.

en mi caso
escoger una pieza.

tan simple
como los fruteros
inexpertos

que optan por la herida

y en ella

hurgan

hasta estigmatizar al ser;

y así, de inmediato
se sabe
que se está pudriendo en vida.

lo bueno,
es que siempre
quedan al descubierto..............los gusanos.

21/6/11

Presentaciones varias

Este fin de semana se presentan un par de proyectos literarios en los que tengo el placer de participar.

El primero, PoeTrastos hace tiempo que se fraguó y ha sido editado por LVR]E. Es una colección de poemas de un puñado de poetas bastante irreverentes. Está dedicado a mi amigo José Luis Zúñiga, que espero esté dando mucha guerra allí donde se encuentre. La muerte, como dice Carlitos Salem, es idiota.

El segundo es una antología de cuentos, la segunda que edita este colectivo getafense de cuentistas. Se llama Cuentos para hambrientos 2 y es muy recomendable. Yo ya he tenido oportunidad de leer los textos y creo que no defraudará en absoluto a los amantes de lo breve.

Yo, si todo va bien, andaré recorriendo la Ruta del Cares con mi amigo el jubilado (Edu, se llama) y me acordaré de tanta buena gente y de los proyectos que se convierten en realidad. La ilusión cobra forma tras algún esfuerzo que permite valorar lo conseguido. Exactamente igual, la misma sensación, que alcanzar la cima de una montaña que te miraba desafiante.



Librería la Independiente, calle Espíritu Santo, 27
(Metro Tribunal) Madrid
el día 24 de Junio (Viernes) a las 20.30 horas.





Sábado 25 de junio


20:00 horas


Librería Lobo Flaco


(Calle Toledo 3, GETAFE)

13/6/11

Patxi y yo en Barcelona




Presentaciones y lecturas
La enfermedad del lado izquierdo y ¡Oh Janis, mi dulce y sucia Janis! Memorias de una estrella porno (amateur)
Editorial Eutelequia





-La enfermedad del lado izquierdo, de Esteban Gutiérrez

"Estaba equivocado, ahora lo sé. Ahora, cuando soy consciente, y un temor aún más infundado, pero más horrible, me dice que he tenido suerte, mucha suerte, porque en ese mismo lado izquierdo de nuestro cuerpo, allí, está el corazón. Y todo lo que tiene que ver con el corazón es definitivo."



Esteban Gutiérrez Gómez ha publicado los libros El laberinto de Noé (2008) y El colibrí blanco(2009), su poesía la publica bajo el pseudónimo de "Baco" e imparte talleres de creación literaria de narrativa breve, además es asesor literario de la revista Al Otro Lado del Espejo, dedicada en exclusiva al cuento.





Oh Janis, mi dulce y sucia Janis! Memorias de una estrella porno (amateur), de Patxi Irurzun

En los años 80, Dick Grande, un barrendero heavy de Pamplona se convierte accidentalmente en estrella internacional del porno. ¿El secreto de su éxito? Su privilegiada herramienta de trabajo (la "blakandeker"), sí, pero sobre todo su aspecto de hombre vulgar: tirillas y difícil de ver, cuando aparece en sus películas haciendo el amor con las mujeres más hermosas del mundo, los hombres solos, tristes y rotos creen que pueden ser como él. Dick Grande recorre los santuarios secretos del porno amateur -La Habana, París, Bangkok, Manila, México DF-,
Pero él también es un hombre insatisfecho, que solo persigue desesperadamente el corazón de la mujer que le introdujo en el mundo del porno: la dulce y sucia Janis. Brutal y tierna, soez y poética, animal y, por ello, terriblemente humana, ¡Oh, Janis, mi dulce y sucia Janis!

Patxi Irurzun (Pamplona, 1969), es autor de libros de cuentos como Ajuste de cuentos o Cuentos de color gris, y del libro de viajes Atrapados en el paraíso, sobre su viaje al vertedero de Payatas (Manila) y a Papúa Nueva Guinea. Ha escrito además varias biografías para niños (Beethoven, Franklin, Mozart...).



Juntos, Patxi Irurzun y Esteban Gutiérrez han coordinado el libro Simpatía por el relato. Antología de cuentos escritos por rockeros (2010).

El grupo rockero Lilith actuará durante la presentación

19h00
•Viernes 17 de junio
•La Central del Raval (Elisabets, 6 / 08002 BARCELONA)



y luego....






El viernes 17 de junio, a partir de las 22:00 horas, en la Sala RockSound de Barcelona se hará la fiesta-concierto con la participación de LILITH, EL PÁJARO LOCO y MALPASO. La entrada será gratuita y contará con la presencia de varios de los músico-autores participantes en Simpatía por el relato (Agnes de LILITH, Dani Sancet de INSOLENZIA, Monty de SWEET LITTLE SISTER, Eduardo Izquierdo de LOS HIJOS BASTARDOS DE HENRY CHINASKI...) y de los dos coordinadores de la antología: Patxi Irurzun y Esteban Gutiérrez.

ROCKSOUND BAR
Almogàvers, 116
Barcelona (Barcelona)
http://www.salarocksound.com/

y después...

El sábado 18 de junio, a las 17:00 horas, en el Museu del Rock de Barcelona tendrá lugar la presentación de Simpatía por el relato, con la presencia de varios de los músicocuentistas y los dos coordinadores de la antología: Patxi Irurzun y Esteban Gutiérrez.
Contaremos con la actuación en directo de LILITH. Entrada gratuita.


MUSEU DEL ROCK
Gran Via de les Corts Catalanes, 373-385
4ª planta, local PC2 CP08015 Barcelona
Metro
L1, L3
Ferrocarrils de la Gerneralitat de Catalunya
L8, S4, S7, S8, S33, R5, R6
http://www.museudelrock.com/index.php